Patinaje

Enseñar a los niños a patinar no es solo una manera de que hagan ejercicio mientras pasan un buen rato. El patinaje mejora la coordinación y desarrolla el equilibrio. Produce sensación de velocidad y libertad, dando a los niños una cierta independencia controlada por los adultos.

Además mejora la elasticidad de las articulaciones sin sobrecargarlas  y es un medio de integración social, ya que facilita las relaciones entre los chavales de diferentes edades y sexos.

Edades: de 5 a 14 años en grupos de 4 a 7 años y de 8 a 14 años